JUAN ALEJANDRO ACOSTA

Juan Alejandro AcostaBANI, RD. – Juan Alejandro Acosta (1813-1886) Nació en Baní, provincia Peravia de la República Dominicana. Hijo de Francisco Acosta y María Baltasara de los Reyes Bustamante de Acosta.

Juan Alejandro Acosta es considerado el héroe naval más grande que tuvo la República. Seguidor del ideario Trinitario de Juan Pablo Duarte. De ahí su denodada e ininterrumpida lucha por la independencia y soberanía de la República. Combatió primero a las órdenes del almirante Juan Bautista Cambiaso, el fundador de la Marina Dominicana, y más tarde, desde la posición de Almirante de la Flotilla Nacional, la más alta institución naval de nuestro país luchó por la independencia nacional.

El 24 de febrero de 1844 Juan Alejandro Acosta es designado Capitán de Marina, ocupando tres días después (27 de febrero) la Comandancia del Puerto de Santo Domingo. En el mismo año, la Junta Central Gubernativa le asciende a Teniente Coronel de Marina (Capitán de Fragata). En el primer período gubernativo de Pedro Santana fue nuevamente ascendido; esta vez a Coronel de Marina, equivalente a Capitán de Navío y, en el 1853, en el segundo gobierno del general Santana, alcanza el rango de General de Marina y Capitán de Navío.

Las tres goletas
Las tres goletas dominicanas en Santo Domingo, 1850.

Juan Alejandro Acosta es uno de los grandes personajes de la República Dominicana. Fue uno de los fundadores de La Trinitaria y también fue uno de los fundadores de la Marina de Guerra Dominicana junto a los italianos residentes en Santo Domingo Juan Bautista Cambiaso y Juan Bautista Maggiolo. La mariana entró en acción durante la Gesta Independientista de 1844.

Biografía

Durante la infancia de Juan Alejandro su familia se trasladó hacia la ciudad de Santo Domingo, donde éste conoció a grandes personajes como Juan Pablo Duarte, con quien fundó junto a otros grandes de la historia Dominicana la famosa Sociedad Secreta La Trinitaria.

Juan Alejandro comprometido con las actividades e ideales de los trinitarios, firmó el manifiesto separatista del 27 de febrero de 1844. Al momento de la capitulación haitiana, el 28 de febrero, tuvo que despejar temores que inquietaban a los vecinos de Monte Grande sobre la abolición de la esclavitud en el proceso iniciado.

Juan Alejandro durante la gesta de independencia se destacó en las batallas marítimas, por lo que junto a Juan Bautista Cambiaso fundaron la Marina Dominicana, por lo que se le reconoce como primer almirante de nacionalidad dominicana. En marzo pilotó la goleta La Leonor, que interrumpió el exilio de Juan Pablo Duarte en Curazao; fue esa la primera vez que se ondeó la bandera nacional en playas extranjeras. Al decretar el presidente Pierrot patente de corso contra la Marina, esta pudo sobrevivir por la pericia de sus fundadores. Se distinguió en diferentes combates navales.

En 1849 dirigió la escuadra ofensiva contra las posiciones del emperador Soulouque en Petit Riviere, Dame Marie y en la ensenada de Los Cayos. Participó del lado revolucionario en julio de 1857 contra Buenaventura Báez. Cuando Pedro Santana proclamó la Anexión a España, en marzo de 1861, en desacuerdo con la medida de su jefe militar, permaneció neutral. El 9 de noviembre de 1871, en Curazao, apoyó a Pimentel con la firma de un manifiesto contra la Anexión a EE. UU. que pretendía hacer Buenaventura Báez. Cabe destacar que durante el gobierno de los “seis años” de Buenaventura Báez, Juan Alejandro Acosta fue expulsado del país, regresando después de ser sustituido este mandatario, volviendo a ocupar cargos de importancia en el Estado dominicano.

Juan Alejandro Acosta fallece en abril de 1886 Santo Domingo con el rango de general de brigada, sus restos descansan en el Panteón de la Patria.

batalla de tortuguero
Batalla de Tortuguero

Las más importantes misiones de Juan Alejandro Acosta:

 

  • El día 1ro. de abril de 1844 ataca con su goleta la Leonor el puerto de Tortuguero.
  • La noche del 15 de abril de 1844 y con la misma goleta refuerza la Flotilla Nacional mandada por Juan Bautista Cambiaso que se encontraba en Boca de las Calderas.
    Al mando de la goleta General Santana se integra a la Flotilla Nacional dirigida por Cambiaso y hace el «bombardeo Naval a Fort Liberté». De esta forma contribuye al triunfo de la batalla de Beller, librada el día 27 de octubre de 1845.
  • El 25 de octubre de 1849 es interinamente jefe de la Armada. En esta ocasión coopera en la Expedición Naval que al mando del comandante Juan Carlos Fagalde parte ese día con las Unidades de la Flotilla que a su regreso celebra sus triunfos (15 de noviembre de 1849) luego de varios desembarcos de tropas en fuga.
  • El 19 de noviembre de 1849, en su condición de jefe de la Marina, el almirante Acosta dirige la Segunda Expedición Naval contra las costas haitianas. Luego de exitosa incursión en la costa enemiga, libra el combate denominado “La Batalla Naval de los Cayos”, contra tres barcos enemigos.
  • El 30 de diciembre de 1855, con su corbeta “Congreso», participa en la recaptura de la ciudad de Barahona, junto a los demás barcos de la Escuadra que opera al mando del almirante Juan Bautista Cambiaso. Al mando de la Flotilla del Gobierno Provisional de Santiago, entre 1857 y 1858, participa en las operaciones guerreras de dicho gobierno para la captura de la ciudad de Samaná.
  • El día 2 de marzo de 1844 viaja desde Curazao a Santo Domingo para traer a la Patria, en su goleta La Leonor al fundador de la República, Juan Pablo Duarte, Llega el día 14 y al otro día, 15 de marzo de 1844, Duarte desembarca en el muelle de Santo Domingo donde es recibido por representantes de todas las instituciones nacionales. El representante del Clero, Obispo Tomás de Portes e Infante, le saluda de esta forma: Salve, Padre de la Patria!.

En la Anexión, reconoció lo que casi todos los dominicanos: ver en el nuevo régimen una solución conservadora del patrimonio gloriosamente conquistado en la Independencia. Admirador de Pedro Santana desde el 44, tenía fe ciega en sus actuaciones. Enemigo irreconciliable de Buenaventura Báez, aunque casado con un Báez, de Baní, en la Segunda República.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.