Tráfico Ilegal de Droga

La República Dominicana, Puerto Rico, Guatemala y México son, generalmente, los lugares de paso para el tráfico ilícito de drogas . En la República Dominicana, la droga se introduce bien por la frontera haitiana o por los puertos dominicanos.

Drogas incautada por la DNCD

La droga alimenta igualmente la corrupción de ciertos agentes de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, ya que el narcotráfico es una fuente de dinero fácil. Por último, se transforma en un problema de salud pública, ya que los traficantes tienen tendencia a pagarse directamente en especie, transformando poco a poco la República Dominicana en un lugar de consumo.

La degradación de las condiciones de vida va acompañada por un  incremento de la inseguridad y esta está vinculada particularmente con el crecimiento del tráfico de drogas que se aprovecha de la debilidad de las instituciones. Toda la región del Caribe está afectada. La droga viene de Colombia, principal país productor, para llegar a Estados Unidos y Europa gracias a “plataformas”, cercanas tanto de los países productores como de consumidores.

Historia

Aunque la historia del descubrimiento nos refiere en varias ocasiones, que nuestros antepasados indígenas consumían ciertas hierbas en polvo, las cuales inhalaban con una caña, rito al que llamaban cohoba, puede afirmarse que la influencia de la conquista trajo consigo otras costumbres religiosas, sociales y morales, que dejaron de lado en gran medida la práctica y utilización de ésta hierva o sustancia con fines mágico religiosos o alucinógenos.

La primera regulación sobre drogas que conocemos en el país, data del 1ro. de julio de 1918, y fue la orden ejecutiva número 161 del Gobierno Militar Norteamericano, que se instaló en la República de 1916 a 1924. Esta orden reglamentaba y regulaba la fabricación, importación, preparación, distribución, venta o regalo de opio, morfina, cocaína y otras drogas narcóticas, y aparece en la gaceta oficial No. 2909.

Esta orden ejecutiva es la base de la legislación de drogas en la República Dominicana, que está formada por 43 disposiciones entre reglamentos, leyes y decretos.

Aunque desde los años 30 a los 60 aparecieron casos aislados de uso de drogas y fármacos controlados, algunos investigadores refieren que fue a finales de la década del 60 y principio del 70, cuando en la República Dominicana, comenzaron a aparecer con mayor frecuencia los casos de tráfico, venta y consumo de drogas peligrosas, como la marihuana y la cocaína.

El Gobierno Dominicano, promulgó la ley 168 del 12 de mayo de 1975, como un mecanismo de control, tanto para el tráfico como para el consumo de drogas, encargando a la Policía Nacional de velar por el cumplimiento de esta ley por vía del Departamento Contra Narcóticos.

La Policía Nacional obtuvo considerables éxitos en la aplicación de la ley 168, pero la tecnificación de los narcotraficantes, que intentaban usar nuestro país como puente, así como la aparición de elementos de la sociedad que empezaban a consumir drogas en mayor cantidad y el regreso al país de un alto número de dominicanos que dominaban nuevas técnicas del contrabando, hacían necesarias la implementación de planes militares y medidas operacionales de mayor alcance para coadyuvar y apoyar las acciones de la Policía contra estos delincuentes.

Esto motivó la creación, el 4 de noviembre de 1985, de un equipo de selectos oficiales de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, que se denominó Centro de Información y Coordinación Conjuntas,(C.I.C.C.) con gran preparación en el área de control del narcotráfico y en el área de investigación y análisis de la información, así el nuevo organismo vino a auxiliar al Departamento de Contra Narcóticos.

El éxito alcanzado por este equipo abrió el ánimo y dejó claramente establecida la necesidad de la creación de una institución y una legislación especializadas para luchar contra el terrible enemigo, acorde con los tiempos, y circunstancias que se vivían al final de la década del 80.

Mediante esta ley, y específicamente en su artículo 10, fue creada la Dirección Nacional de Control de Drogas, dependencia directa del poder ejecutivo. Dentro de sus principales finalidades esta velar por el fiel cumplimiento y ejecución de las disposiciones de la ley 50-88, además, prevenir y reprimir el consumo, distribución y tráfico ilícito de drogas y sustancias controladas, en todo el territorio nacional.

Así como investigar y someter a la justicia a toda persona física o moral que viole dicha ley, tal mandato se cumple a través de nuestro cuerpo jurídico, sin tener la necesidad de someter a los acusados del delito mediante otras instituciones militares o policiales.

¿Que son las Drogas?

Las drogas son substancias químicas que tienen efectos definidos sobre el cuerpo o sobre la mente. Siendo innumerables y variadas estas drogas, se diferencian en cuanto al potencial que tienen para causar daño físico y mental debido a su uso y abuso.
Muchísimas de estas substancias químicas se encuentran libremente en la naturaleza, pero otras que son usadas y abusadas con frecuencia, son preparadas sintéticamente en laboratorio con diferentes fines, casi siempre médicos.
Cuando hablamos de drogas, inmediatament te pensamos en la marihuana, el haschich, la cocaína, la codeína, la morfina, el opio, la heroína, el L.S.D., las anfetaminas, barbitúricos, los tranquilizantes y otras. Pero no solamente estas son las drogas que producen estos efectos psi-coactivos y alteradores de la mente y las emociones. Hay muchas mas que se encuentran libremente en la naturaleza, es decir plantas, hojas, raíces, semillas, etc.

Muchas drogas son componentes obligados de medicinas de uso diario, frecuente y común, inofensivas cuando son tomadas para su debido propósito, como los analgésicos, los espectorantes, los jarabes para la tos, etc. Se encuentran aun en los alimentos que consumimos a diario en la forma más natural y tranquila, sin que nos hagan daño si son tomadas en la proporción y en las condiciones en que se encuentran en estos alimentos, pero que pueden producir efectos especiales y perjudiciales si son aisladas de ellos y utilizadas de otra manera y en otra proporción.

De suerte que sería prácticamente imposible hacer una lista completa de todas las drogas por las razones ya mencionadas. Prácticamente se encuentran en todas partes y en múltiples y variadas formas.

Al hablar de drogas, se hace referencia a las substancias químicas naturales o sintéticas que al ser ingeridas, inyectadas, masticadas, olidas o fumadas, alteran el ánimo y las emociones, influyendo poderosa y negativamente en el organismo; deformando la personalidad y alterando la concepción de los valores y de las cosas.

Allí está precisamente su peligrosidad: por alterar así la existencia, experiencia del individuo, causan un serio trastorno social pues conducen al desequilibrio de la sociedad al cambiar los valores y conceptos que hacen posible la existencia de la misma.

¿Cuan Peligrosas son las Drogas?

Cualquier droga puede ser peligrosa si es tomada en exceso. Algunas pueden ser muy dañinas si, aun cuando sea en poca cantidad, son tomadas en combinaciones peligrosas (como su cede con los barbitúricos y sedantes con el alcohol), o son tomadas por personas hipersensibles o alérgicas.

El hecho, que desde luego no podemos negar, de que muchas drogas producen resultados benéficos tomadas debidamente en circunstancias apropiadas, por motivos de salud y bajo control médico, hace creer a mucha gente que una píldora resuelve todos los problemas de vida y entonces principia el uso descontrolado de las mismas en busca de beneficios y soluciones que terminan por convertirse en el más terrible mal que acosa a la humanidad de este siglo.

No es desconocido para nadie que sobredosis de barbitúricos, sedantes o tranquilizantes, así como también anfetaminas, son altamente peligrosas.

Aun tienen efectos perniciosos si son tomadas sin ningún control durante el embarazo. Cuando los niños nacen de madres en estas condiciones presentan los síntomas típicos de privación de la droga al nacer, y deben recibir la dosis necesaria para vivir y poder ser rehabilitados aún antes de que tengan conciencia de su existencia.

Los sedantes, que tienen uso médico y por lo tanto producen ciertos beneficios, tomados sin control alguno, conducen también al usuario al estado de coma y quizás a la muerte.

Cuántos no han oído de suicidios con barbitúricos. Una sobre-dosis de píldoras para dormir ha causado la muerte de millares.

Los soporíferos, aun en dosis normales, combinados con alcohol, pueden ser fatales. Los barbitúricos tomados juntamente con narcóticos, anestésicos y tranquilizantes, pueden producir reacciones perjudiciales; muchas veces fatales.

Similares y aun peores son las consecuencias del uso de alucinógenos y ácidos.

No existe droga que tenga efectos inocuos. La marihuana, la más barata, la más generalizada, la más simple, aun cuando no tenga efectos mortales, conduce, por el proceso de tolerancia, a otras drogas fatales. Es pues la puerta de entrada al infierno de la drogadicción y en esto radica su terrible peligrosidad.

Las drogas son peligrosas. Y ningún argumento podrá alterar esta terrible verdad.

La Dirección Nacional de Control de Drogas

La Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) es una dependencia del Poder Ejecutivo, creada como una institución de seguridad nacional del Estado dominicano, a través de la Ley 50-88 sobre drogas y sustancias controladas, del 30 de mayo del 1988; la cual controla y dirige el sistema de inteligencia nacional antidrogas, para colectar, analizar y diseminar informaciones de inteligencia estratégica y operacional, con el fin Prevenir y reprimir producción, tráfico, distribución y el consumo ilícito de drogas y sustancias controladas en todo el territorio nacional.

La DNCD dispone de programas de prevención contra el uso indebido de drogas, como el de Prevención y Orientación Comunitaria (POC), llevando el deporte y la cultura hasta nuestros barrios populares, así como también a través de Charlas con orientadores escolares en todos los colegios y escuelas del país, para así brindar esperanza y otras alternativa a la parte más vulnerable de esta problemática que constituyen los adolescentes.

De acuerdo al Artículo 10 de la Ley 50-88 la DNCD tendrá como objetivos principales:

  • Velar por el fiel cumplimiento y ejecución de las disposiciones de la Ley 50-88.
  • Prevenir y reprimir el consumo, distribución y tráfico ilícito de drogas y sustancias controladas en todo el territorio nacional.
  • Las labores de investigación y preparación para sometimiento a la justicia de aquellas personas físicas o morales violadoras de la presente Ley de Drogas y Sustancias Controladas de la República Dominicana que operen tanto a nivel nacional como internacional.
  • El control del sistema de inteligencia nacional antidrogas, para colectar, analizar y diseminar informaciones de inteligencia estratégica y operacional, con el fin de contrarrestar las actividades del tráfico ilícito de drogas en la República Dominicana para cuyo fin se crea como una dependencia de esta Dirección Nacional de Control de Drogas, el CENTRO DE INFORMACIÓN Y COORDINACIÓN CONJUNTA (CICC).
  • El decomiso, incautación y custodia de los bienes y beneficios derivados del tráfico ilícito, hasta tanto pese sobre éstos, sentencia irrevocable y definitiva.
  • La implementación de las previsiones consignadas en esta Ley respecto a la producción, fabricación, refinación, transformación, extracción, preparación, distribución o cualesquiera otras operaciones de manipulación de estas sustancias controladas producidas legalmente.
  • La coordinación y cooperación con autoridades policiales, militares y judiciales, en sus esfuerzos comunes para mejorar y dar cabal cumplimiento a las disposiciones de la presente Ley.
  • La coordinación y cooperación con gobiernos e instituciones extranjeras para reducir la disponibilidad de drogas ilícitas en la República Dominicana y el Área del Caribe desarrolladas dentro del contexto de los Convenios y Tratados Internacionales suscritos y ratificados por la República Dominicana.Ser contacto y representante ante la INTERPOL, así como ante cualquier otro organismo internacional, en materia de programas de control internacional de drogas y sustancias controladas.
Droga incautada por la DNCD

Fuente: dncd.gob.do,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.