La Península de Samaná se extiende en el nordeste de la isla, con aproximadamente 600 km², y forma parte de la provincia de Samaná. Está delimitada por la Bahía de Samaná al sur, el Océano Atlántico al norte y este, y el istmo de Samaná al oeste.

Península de Samaná

En la península se identifican varios ríos importantes; al oeste, los Ríos Cosón y Las Terrenas, y al este, los Ríos Limón, Cantón y San Juan, todos fluyen de sur a norte y desembocan en el Atlántico. El Río Majagual corre de norte a sur hacia la Bahía de Samaná. Además, hay arroyos menores en dos áreas: entre Majagual y Sánchez, y entre Sánchez y Punta Balandra, que contribuyen a la cuenca del río Yuna o desembocan en la Bahía de Samaná.

La península presenta una orografía con una sierra central este-oeste, con una pendiente más inclinada hacia el sur que hacia el norte. Al noroeste se encuentra un relieve abrupto con alturas que oscilan desde los 606 metros sobre el nivel del mar en el Monte Mesa, hasta los 10 metros en la Laguna Salada cerca de Los Tocones. Las características topográficas e hidrográficas son determinantes para la distribución y flujo de las aguas superficiales de la región.

Introducción

La unidad hidrogeológica de la Península de Samaná, ubicada en el noreste de la isla, abarca los 600 km² de la península y está delimitada por la Bahía de Samaná y el Océano Atlántico. Incluye dos términos municipales, un distrito municipal y varias secciones y parajes. Los ríos principales, como los Cosón y Las Terrenas al oeste y los Limón, Cantón y San Juan al este, fluyen del sur al norte hacia el Atlántico, mientras que el Río Majagual desemboca en la Bahía de Samaná. También existen numerosos arroyos menores que van del norte al sur. La península se caracteriza por un relieve moderado, con alturas que varían desde los 606 m hasta los 10 m sobre el nivel del mar.

Características

La unidad hidrogeológica de Samaná, en la península homónima junto al Valle del Cibao y separada de la Cordillera Septentrional por los Pantanos del Gran Estrecho, es una península estrecha de 55 km de longitud y 12 km de ancho, con una sierra central este-oeste. Está compuesta por calizas en los extremos y esquistos en el centro, y cuenta con una franja costera delgada en el sur desde Sánchez hasta cerca de Samaná.

Población

El área de estudio se encuentra en la provincia de Samaná, en la región Norte o Cibao del país. Administrativamente, se divide en dos términos municipales y un distrito municipal. Estos municipios comprenden un total de 16 secciones y 159 parajes.La población de la zona se estima en 92 249 habitantes para el año 2004. La mayor parte de la población se concentra en el municipio de Santa Bárbara de Samaná (56.18%), seguido del término de Sánchez (29.98%) y el distrito municipal de Las Terrenas (13.84%).La densidad de población en el área de estudio es de 154 hab/km2, muy próxima a la media del país de 168 hab/km2.La distribución de la población por subunidades es la siguiente:

  • Conglomerados de Samaná-Majagual: 54.10%Calizas de Naranjito: 24.58%Mármoles de Los Guanos-Atravesada: 10.92%Calizas de Las Galeras: 10.40%
  • Uso Agrícola

    En el área de estudio, el uso agrícola actual se caracteriza por la predominancia del arroz, seguido de la yautia y la batata.

    En la zona de riego del Bajo Yuna, el arroz ocupa la mayor extensión. En la zona de riego de Nagua, el cultivo principal es el arroz, con dos ciclos agrícolas al año: el ciclo de invierno y el ciclo de verano.

    Las técnicas de cultivo son iguales para ambos ciclos: siembra en almáciga y trasplante 45 días después en un terreno preparado adecuadamente para el riego por sumersión. En algunas zonas, el cultivo se repite sin rotaciones.

    Los rendimientos del cultivo de arroz oscilan entre 32 quintales por hectárea (2 quintales por tarea) para el ciclo estival, 18 quintales por hectárea (1.12 quintales por tarea) para el segundo ciclo, y 50 quintales por hectárea (3.12 quintales por tarea) para el ciclo otoño-invernal. Los rendimientos varían notablemente según las variedades de arroz.

    El riego de esta zona se efectúa con aguas superficiales procedentes del Caño Gran Estero.

    Fuente: Servicio Geológico Nacional

    Por admin

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.